dom. Oct 20th, 2019

Hogar ¿dulce hogar?

Y por fín llega el momento en el que abandonas el hospital, visto en la distancia se me antoja que el periodo hospitalizado fué incluso breve. Ciertamente tu aspecto físico y las condiciones en las que te encuentras despues de un breve periodo NO son muy distintas del momento en el que entraste. Al menos a priori y dependiendo de la cardiopatía sufrida. En mi caso en estos primeros días perdí 6 kg.

Cuando te rompes una pierna la adaptación a tu nueva situación y la recuperación son progresivas. Sabes que vas a estar una temporada condicionado y limitado por tu situación física. Y esas propias limitaciones te hacen actuar de una forma en la que muy dificilmente puedes salirte del guión marcado.

Sin embargo, cuando sufres de un infarto de miocardio de relativo buen diagnóstico y te dan el alta hospitalaria, tus limitaciones físicas (salvo que seas un atleta o deportista profesional) son casi nulas. Y ahí empiezan tus inseguridades y dudas. ¿Hasta donde puedo llegar? ¿Puedo hacer esto? ¿Puedo comer aquello?. Este momento es realmente confuso y en mi temporada en la Rehabilitación Cardiaca he podido comprobar que esta confusión es bastante común entre los infartados.

Lo que debes conocer en este sentido, pues a mi me lo explicaron convenientemente despues de preguntar en varias ocasiones, es que, aunque aparentemente te sientas casi igual que estabas, tu cuerpo está todavía recuperandose de un proceso inflamatorio brutal y que debes tomarte las cosas con calma. Digamos pués que si no dispones de limitaciones a nivel emocional podrías volver a ser y actuar del mismo modo con un riesgo añadido. Ojo aquí!. Tienes que ser consciente que debes tomarte las cosas con calma pero sin quedarte metido en una cueva. En dos meses de rehabilitación serás tu versión mejorada.

Parecerá una tontería pero este momento para mi fué uno de los más dificiles. Cuando estás hospitalizado estás deseando volver a casa, piensas en ello en todo momento. Sin embargo cuando sales de allí comienzas a sentirte de nuevo vulnerable. Justo cuando ya habías empezado a recuperar cierta confianza vuelves a encontrarte «solo ante el peligro». Está claro que tu familia sirve de gran apoyo y en mi caso poder ver a mis hijos era prioritario. Pero lo cierto es que la vuelta a casa se puede considerar el momento en el que más dudas te asaltan. Como digo yo, el trato en la UCI y en planta del hospital te hacen «tonto» y no tienes que pensar mucho. Sabes que estás en observación permanente y que si surgiera algún problema no tendrías elección posible.

Quizá eso pese en mi caso. Ser consciente de que tus decisiones pudieron no ser las correctas en los momentos más críticos te hace perder cierta confianza en tu criterio.

Confieso que en estos primeros días tuve momentos en los que estaba ausente y encerrado en mi mismo, aún siendo el momento en el que más visitas y ánimos recibes. Aunque profundizaré en la entrada de Mieditos y Sustitos, en este periodo te esperan probablemente días en los que te sientes extraño, en los que empiezas a comprender la crudeza de lo sucedido y noches en las que te va a costar conciliar el sueño. Pese a tener indicado el uso de fármacos para conciliar el sueño y evitar nerviosismo en los primeros días decliné su uso. Es una de las cosas de las que me arrepiento porque al final tuve días de ansiedad y poco descanso inecesarios. La prioridad en este momento hubiera sido descansar y aunque lo hice en gran medida, tuve arranques muy negativos que me hacían estar un poco a la deriva de mis sentimientos.

Este periodo puede durar unos días o semanas según he podido contrastar con otras personas que han sufrido este incidente. Algún caso conozco de periodos superiores a los 6 meses en los que la apatía se ha apoderado de la persona, hasta el punto de no salir prácticamente de casa ni tener vida social. Es una especie de duelo.

Solo puedo argumentar que es un periodo que pasará y que aproveches a descansar. Vendrán tiempos mejores a buen seguro, ya verás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *